"… Mientras estés vivo, siéntete vivo. Si extrañas lo que hacías vuelve a hacerlo. No vivas de fotos amarillas... Sigue aunque todos esperen que abandones. No dejes que se oxide el hierro que hay en ti. Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. Cuando por los años no puedas correr, trota. Cuando no puedas trotar, camina. Cuando no puedas caminar, usa el bastón.
¡Pero nunca te detengas! "

Madre Teresa de Calcuta



UN APLAUSO A DIOS.

UN APLAUSO A DIOS.

domingo, 28 de febrero de 2010

Las parábolas de Jesús


Las parábolas son relatos, historias escuetas, claras, sencillas, y su finalidad es transmitir una enseñanza del modo más comprensible y fácil de recordar.

Jesús predica utilizando parábolas, es decir, ejemplos vivos, imágenes tomadas de la vida ordinaria, que la gente entiende para enseñar algo importante de Dios.

Después un año de recorrer los caminos de Palestina predicando el Evangelio del Reino y confirmando su doctrina con innumerables milagros. Muchos creen, otros no. Jesús habla del Reino de Dios con tacto y utiliza parábolas en las que, sin ocultar que está diciendo cosas nuevas incita a los oyentes a interesarse y les advierte: "!quién tenga oídos para oír, que oiga". Entenderán los que tengan un corazón dispuesto a la conversión a Dios con el rechazo del pecado, también en sus formas más sutiles.


Parábola del Buen Samaritano


Se levantó un legista, y dijo para ponerle a prueba: «Maestro, ¿que he de hacer para tener la vida eterna?»

Él le dijo: «¿Qué está escrito en la Ley?»

Respondió: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo».

Díjole entonces: «Bien has respondido. Haz eso y vivirás».

Pero él, queriendo justificarse, dijo a Jesús:

«Y ¿quién es mi prójimo?»

Jesús respondió:

«Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de salteadores, que, después de despojarle y golpearle, se fueron dejándole medio muerto.

Casualmente, bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verle, dio un rodeo.

De igual modo, un levita que pasaba por aquel sitio le vio y dio un rodeo.

Pero un samaritano que iba de camino llegó junto a él, y al verle tuvo compasión; y, acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas aceite y vino; y montándole sobre su propia cabalgadura, le llevó a una posada y cuidó de él. Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y dijo:"Cuida de él y, si gastas algo más, te lo pagaré cuando vuelva."

¿Quién de estos tres te parece que fue prójimo del que cayó en manos de los salteadores?»

Él dijo: «El que practicó la misericordia con él».

Jesús le dijo: «Vete y haz tú lo mismo».



Si Jesús viviera en el tiempo actual, la parábola sería como en esta canción.
Escucha y relaciona los personajes de la parábola de Jesús y la parábola nueva de la canción.







Aquí podrás escuchar y ver la parábola del Buen Samaritano



pincha
para colorear la parábola del Buen Samaritano



CUADERNO DIGITAL
PINCHA AQUÍ para verlo y realizar los ejercicios.



miércoles, 10 de febrero de 2010

Comentarios-unidades

Este blog está dedicado con mucho cariño a todos los niños y niñas que quieran aprender de Jesús.
Este blog pretende ser una de las redes del pescador.